viernes, 22 de junio de 2018

Muerte en la Madrugada: En Recuerdo de Margarita Ancacoy

Una mujer duerme plácidamente en su lecho, aunque inconscientemente sabe que pronto deberá levantarse.
La luz afuera es escasa, el foco que iluminaba la cuadra ha sido roto (una vez más) por sujetos anónimos.
Al interior del hogar, la temperatura motiva a dormir y descansar.
Un suave silencio cubre  la pieza en donde Margarita duerme
Entre sueños, un sol dorado intenso, se fusiona con el fuego de color naranja, que estalla
Mientras, el silbido de cientos de aves, retumba en sus oídos.
Un sonido lejano viene a recordarle sus obligaciones - El despertador-, señala entre sueños
El ritmo se acelera, pues pronto deberá salir y realizar el recorrido a su empleo
Día a día, realiza el mismo trayecto, hasta llegar al lugar donde trabaja como asistente de aseo.
Un camino que con el tiempo se ha tornado riesgoso, y que sin embargo cumple con esmero y puntualidad.
Hoy será un día especial, se afirma interiormente
Mis amigas han prometido una sorpresa
Además pronto celebrará el año nuevo de sus antepasados, pues Margarita Ancacoy Huircan, es una mujer de historia en nuestra tierra.
Bebe el último sorbo de café, arregla su pelo, y se despide
Cada paso, lo hace respirando el aire, y exclama ¡Que aire! , Mal, muy mal para los pulmones, pobres santiaguinos.
Camina mirando a la cordillera, que aunque cuasi ausente, revela la magnificencia de los cordones montañosos, que tanto le agradaban recorrer en su niñez.
Ensimismada en las labores de su día, apenas observa a un hombre de cierta edad que le hace señas, para escucharlo recién a menos de tres metros: -¡ESCAPE SEÑORA!
Cuando se percata del peligro, tiene a una suerte de jauría sobre si, son cinco individuos agresivos que intentan quitarle su cartera.
Esa misma calle que había recorrido tantas veces, ahora era una especie de trampa mortal.
Forcejea, corre, sin embargo uno de ellos la retiene, otro la golpea con sus puños, y los otros gritan, en una especie de chivateo gutural como en una escena perdida de nuestra humanidad, a los comienzas de esta para ser exacto..
Sin mediar esfuerzos, de pronto uno de ellos toma un poste y la golpea insistentemente, los demás lo siguen, el dolor los estimula, La compasión abandona el lugar y el crimen se consuma.
Margarita, yace tendida, a lo lejos el hombre que le avisó se percata de los hechos, mientras los responsables huyen festinando con su botin.
Los noticieros dirán que; Una nueva mujer ha encontrado la muerte, en una calle de Santiago.
Muy pocos dirán su nombre, muy pocos dirán sus apellidos, o se referirán al dolor de su familia.
Una vida ha sido extirpada, el mismo día en que algunos festejan allende Los Andes por una ley donde las pañoletas verdes se agitan al aire.

La vida parece valer poco, para algunos
La vida parece cobrar valor, sólo en ciertas ocasiones

Así las cosas, no es extraño que la muerte recorra calles y barrios, ante la perplejidad de los ciudadanos.

PD. Días después, los asesinos serán capturados, y al interior de la cárcel los presidiarios los raparán y aplicarán descargas eléctricas. Entonces, la TV, Diarios y Colectivos varios irán en su defensa. A la postre, serán cambiados de presidio, y se iniciará un sumario para investigar lo sucedido. Mientras tanto, de Margarita nunca más se habló, bastaron apenas 4 días para olvidar, y seguir con esta telerealidad de muerte....







martes, 5 de junio de 2018

Puertas y Ruedas

Vino en medio del silencio, la visión de cinco puertas ancestrales. Por ellas transita nuestra humanidad, y nosotros mismos, bajo el ritmo de su misterio; Amor, Ira, Temor, Felicidad y Trascendencia.

Cada puerta, estaba representada en colores diversos, cada una de ellos, atractivo, sensual y sugerente, invitaba a traspasar el estado de perplejidad.

Cuatro puntos cardinales que guiaban hacia otras dimensiones, siendo el quinto nuestro centro, la mismidad, que habita más allá del tiempo, como herencia de cada generación, hasta remontar al principio, e incluso antes, en el sueño de fundación de la larga espera.

Cinco líneas que generan el pentagrama del inicio, dando forma a la estrella orientadora de los confines.

Cinco puertas circulares, que cambiaron a una suerte de ruedas que giraban en tornasoles.

Puerta y rueda, estabilidad y cambio, tránsito de permanente continuidad, allí estaban los portales y las ruedas. El Samsara de la vida, que va rodando en el desafío inherente de ser trascendido, la rueda de la vida, que nos sumerge y alza, en el inicio y muerte.

Cinco ruedas, cada una representa los niveles de cambio, desde el sueño del tiempo sin vida, hasta el tiempo vivido, más allá de la vida.

Una puerta te llama, debes decidir, en cada instante optas, a veces simplemente obedeces y arrastrado te dejas ir, en otras trasciendes y sigues tu camino.

En algún instante, puertas y ruedas, se detendrán, entonces atisbarás el satori, como Gautama en el Bodi. Mientras, tu desafío continua, día a día, jornada a jornada, en el permanente cambio, en nuestra transitoriedad.

jueves, 31 de mayo de 2018

Agua y Ayer

Por un instante, mis recuerdos me permitieron volver al pasado.
Fue un sueño disfrazado de memoria,
una suerte de evocación perdida entre días y noches lejanos,
entrecruzada como hiedra, en medio de pedestales de fortaleza
que retornó sin más, en un momento.
Todo eso, mientras bebía del agua en el jardín

El aire campeaba en la cordillera, -como mi padre lo había relatado-
Mientras, en la quebrada, crecían algarrobos, maitenes, quillayes y litres, por doquier,
regados por vertientes copiosas que emanaban desde la profundidad

Las huellas  en la tierra, demarcaban el rumbo de arrieros y caminantes de otros tiempos
Más abajo, el río acompañaba esa escena con sonidos melódicos, los que armonizaban con el gorjeo de las aves.
Allí estábamos de nuevo, iniciando una travesía hacia el largo sendero venidero,
que ascendía entre curvas serpenteantes.

Atraído  por ese magnífico escenario,  me acerqué con cierto sigilo hacia el curso, y de pronto me vi sumergido en las alegres aguas.
Mi hermano, también estaba presente -como antaño-,entonces buceábamos en piletas de formas sinuosas,
Los peces se escabullían entre nuestras manos, al intentar capturarlos
En tanto, hacia el cielo, una ronda de cóndores parecía observarnos

Bebí del agua regalada por la cordillera
Su sabor a misterio,  no hizo más que animarme a contemplar mi alrededor,
por un instante sentí que ya no estaba allí, sólo para volver nuevamente a disfrutar
Luego, el frío caló mis huesos
Una gran roca, ofrecía el lugar ideal para el descanso

Entre sombras, las ventisca de primavera acarició mi rostro
Mientras las mariposas ondeaban entre las flores silvestres

En medio de ese paisaje, las figuras, sombras y destellos del día,  se traslucían como en una película, con mi mano intenté asir el rostro de una joven mujer, que sonreía
Su imagen se perdía entre miles de arrayanes, tras el río cristalino
Moradora y anima esencial de aquel lugar, dueña del amplio llano que nos rodeaba

Cerré los ojos nuevamente, tan sólo por un instante, y me encontré de pronto en la vieja casona
Las manos ajadas movían unas fotografías del ayer, en una búsqueda de añoranza. Afuera, el sol  quemaba los pastos, e irradiaba un calor asfixiante
Lejos, los cerros despoblados, lejos las aguas alegres
Un cielo límpido, y sin cóndores, me vino a recordar que la tierra clamaba por agua,
Esa misma que refrescó mi memoria, en medio de la tarde

lunes, 23 de abril de 2018

Otro Fin

Un nuevo ciclo se extingue, otro fin se presentará,
entonces las voces callarán, mientras las hojas de
nuestros árboles regarán el viejo jardín.

El sonido de los juegos será tornado en silente instrumento,
mientras las voces que alegres poblaron el camino se desvanecerán.
Las manos infantiles, su eco ruidoso y algarabía, entrará en una niebla
lejana.

Las mañanas despertarán más tarde, y la noche llegará a los hogares
mucho antes de lo esperado.
-Escucha el silencio que conmueve-
¿Cuantas veces veces he visto el mismo espectáculo?..

También fui niño, así pasaron los años, y de pronto
mis juegos se extraviaron, junto a las calles de antaño.

"Cruza el ave en el cielo
Mientras, la luna
descansa en el horizonte"

Que agradable resulta escribir, sobre aquello que puja en nuestro interior,
como una semilla de eternidad que renace en cada día.

Somos especie, ergo, nacemos de la simiente anterior a nosotros,
y desde allí, hacia el origen más remoto de nuestra historia.

"Polvo eres, en polvo te convertirás"...

La voz se apaga, en medio de la noche.

Los jardines de tierra baldía, anhelan su primera infancia,
mientras las pequeñas manos de antaño, acarician la flor naciente...




jueves, 25 de enero de 2018

Hasta Pronto Nicanor Parra

Naciste tierra adentro, cuando el campo era lodo, agua y un par de murallas de adobe como resguardo.

Entre campos sembrados, bestias desplegadas en extenso, y mujeres de manos agrietadas con vestidos de años.

Esa era tu simiente, más las barreras no fueron tema para ti, aunque a otros les pesara.

Avanzaste, llegaste a la casa de Bello y de ahí al mundo, mientras, tus hermanos cantaban a la vida

No quiero ser uno más que se suma (aunque de hecho lo soy) a los saludos de masas..

Escribo un hasta pronto, porque de manera magistral nos dejaste tu instrumente: "Voy y Vuelvo"..

Así, confiado como cada Chileno esperaré tu retorno, o simplemente el reencuentro, sea donde sea.

Hoy te llevarán a tu casa, allá donde pasaste tus jornadas marinas
El viento salado, probablemente te mantenga en buen estado,
Como esos arenques suecos que debes haber probado en tus travesías, junto a otras exquisiteces (diablillo)...

Tu estirpe sigue avanzando, como tu apellido: Parra
De tal forma, crecen renuevos que se adaptan a cada día, enredándose en la vida misma, ampliando su huella.

Un día cualquiera, llegará la vieja muerte a buscar a cada uno, allí veremos como la tratamos, tu lo sabías, por ello le dedicaste una magnífica poesía, con pasión y todo. Si nos vamos, nos vamos bien. Sin medir en gastos..

Hasta Pronto Nicanor

Pd. Voy y Vuelvo




viernes, 5 de enero de 2018

Año del Perro

El Perro es el undécimo signo del zodiaco chino. Simpático e inteligente, tiene un enfoque binario a la vida y sus relaciones con los demás. Si te beneficias de su amistad o su amor, un Perro nunca te decepcionará.

El Perro claramente prefiere el campo a la ciudad. No es un gran viajero como el Caballo, y prefiere sobre todo cuidar de su hogar. Honesto, fiel y celoso, el Perro también es de naturaleza irascible cada vez que se deja ganar por la angustia y el pesimismo, o cuando sus hábitos son trastornados. No queriendo la soledad, buscando la seguridad sobre todo, el Perro es el más conservador y tradicionalista de todos los signos del zodiaco chino. 

En el mundo profesional, el Perro es a menudo un abogado, un juez, un oficial de policía, un profesor, un educador, un sacerdote, un doctor, un sindicalista, un agente secreto, un filósofo, un crítico o un escritor.

 El Perro revela a sí mismo los secretos de sus deseos más íntimos, sin sentir ninguna vergüenza. Muchos años de introspección y pensamiento también han comenzado finalmente a dar fruto, ya que revelan más claramente el camino de una espiritualidad más profunda y más sólida.

El Perro también logra dominar las muchas ansiedades y dudas que lo han estado plagando durante muchos años y han sido una fuente de bloqueo en su vida. El aumento de la madurez del Perro tendrá efectos positivos a lo largo de 2018, especialmente para su familia y sus amigos. Gracias a su aura cada vez mayor, el Perro es escuchado con mucho más atención por su séquito, y no duda en dar consejo objetivo y apoyo efectivo a los necesitados.

Nuestra sociedad transita hacia una posibilidad de entendimiento, el signo del perro permite dicha alternativa, su pasado salvaje jugaría en contra, no obstante el presente cercano y domestico, indica que las oportunidades de acuerdo se abren significativamente.

Cercanía, lealtad que se entregan y deben ser honradas, pues un perro exige a lo menos un momento de atención. Ante un distanciamiento, la orfandad puede penetrar en el sentimiento de este signo, la peregrinación hacia otros hogares, en síntesis la búsqueda anhelada de ese afecto y reconocimiento histórico que identifica al peregrino que deambula de ciudad en ciudad.

El año del perro por tanto, se separa del año del gallo de fuego, se identifica como un espacio de acuerdos, reciprocidad y colaboración. La incógnita vendrá de parte de nosotros mismos, cuan dispuestos estamos para ello....

viernes, 15 de diciembre de 2017

Espejismo

Mientras caminas por una estepa perdida,
los sueños se entrelazan con la realidad
Como una ilusión encarnada de materialidad,
entiendes muy pronto las sutilezas de Maya.
Un espejo refleja tu mirada mientras duermes.
En tanto, un viajero perdido imagina de la nada un océano
El más triste transeúnte, vaga solitario entre callejones
sin fin, ni destino.
Mientras sus manos abrazan la compañía ansiada.
Creemos poder anticipar todo, sin embargo
una simple gota anuncia un temporal,
que más tarde arrasará con esas casas enraizadas en los cerros.
Un noche de nevazón, transmuta la alegría en pesadilla
cuando las frágiles criaturas se vean rodeadas por murallas albas.
¿Donde estamos?, suele ser una pregunta frecuente
¿Hacia donde vamos?, es una segunda que emerge como la lava
Desde nuestro interior oscuro, que ansía certezas, sin lograr
entender, que navegamos en una ruta como Odiseo.
Vivimos en recuerdos, anhelos y construcciones que nos hacen olvidar
El aquí y ahora se desvaneces en medio de temores, pesares e ira.
De tal forma, perdemos nuestra única capacidad de ser, estar aquí
Ser consciente a lo menos de soñar, pensar o vagar perdido
Mientras tanto, te aprestas para celebrar un nuevo ritual
sin considerar que el vuelo es ahora